Subirá el nivel del mar en la costa, pero tambien las olas y el viento

| noviembre 25, 2009 | 0 Comments
Más olas

Con el cambio climático, las ciudades de la costa europea tendrán que adaptar sus infraestructuras para el desafío que supone, no sólo el paulatino incremento del nivel del mar, sino también oleajes de mayor nivel, los cambios en el viento y las distintas condiciones meteorológicas.

Eso es lo que revela el avance del estudio sobre los efectos del cambio climático en la costa del viejo continente que el Consejo de Europa ha encargado al Instituto de Hidráulica Ambiental de Cantabria y al Ayuntamiento de Santander.

El director del Instituto de Hidráulica de la Universidad de Cantabria (UC), Íñigo Losada, ha señalado hoy que las ciudades costeras de Europa, en las que residen 70 millones de personas, se enfrentan a una situación ‘compleja’, porque sus infraestructuras no están diseñadas para soportar estas nuevas condiciones climáticas y deben ‘adaptarse’.

Losada ha indicado que para ello se tienen que evaluar todo tipo de infraestructuras, como las de saneamiento, transporte, alcantarillado, abastecimiento energético y de agua, y analizar ‘cómo pueden verse afectadas por el nuevo clima’.

‘En todas las ciudades del mundo se está observando que existe una clara necesidad de tener en cuenta el cambio climático como elemento fundamental de la planificación territorial’, ha apostillado.

El director del Instituto de Hidráulica Ambiental ha explicado que la costa atlántica europea está afectada, en general, por los distintos fenómenos que exponen en su informe.

En el caso del Mediterráneo, el principal efecto se observa en el cambio de las mareas meteorológicas, es decir, en un aumento del nivel del mar provocado no tanto por el calentamiento global y deshielo como por el cambio en las borrascas.

Losada ha presentado hoy junto al alcalde de Santander y presidente de la Comisión de Medio Ambiente de la Federación Española de Municipios y Provincias, Íñigo de la Serna, algunos detalles sobre este informe preliminar, que será expuesto el próximo 1 de diciembre, en Estrasburgo (Francia).

El alcalde ha incidido en que el informe pretende que en el marco del Consejo de Europa se ‘abandone’ la idea de que el efecto del cambio climático se traduce principalmente en la elevación del mar y que se incorporen otros efectos adicionales meteorológicos, como el cambio del viento y la presión atmosférica, o las modificaciones en la dirección y la altura de la olas.

Ha recordado que en Cantabria en los últimos tres años se han superado todos los récords en el incremento de la altura de ola, como en febrero de este mismo año, cuando una boya fondeada 22 millas al norte de Santander registró olas de más de 26 metros, récord histórico en España.

Además, Losada ha matizado que en algunas zonas como Venecia (Italia), al aumento del nivel del mar y los cambios en el oleaje y las condiciones meteorológicas, hay que sumar como factor agravante la ‘subsidencia’, el hundimiento progresivo de la tierra.

De la Serna ha señalado que el informe presenta dos líneas generales de trabajo, una dirigida a la adopción de políticas para la prevención contra las emisiones de gases y otra para la adaptación y mitigación del cambio climático, como obras de protección y reubicación de infraestructuras.

El alcalde ha apuntado que el objetivo es que el documento final tenga ocho o diez recomendaciones para que las entidades locales las adopten en sus políticas de gestión frente al cambio climático, aunque ha rehusado adelantar ninguna de ellas.

Fuente

Related posts:

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Category: ecologia, Naturaleza

About the Author ()

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *