Lee Hadwin, el hombre que se convierte en genio mientras duerme. (Video)

| agosto 31, 2011 | 0 Comments

Lee Hadwin

Lee Hadwin es una persona corriente de 37 años de edad con una profesión de enfermero. Su vida sería totalmente normal si no fuera porque algunas noches se levanta en sueños y hace gala de un extraordinario talento para el dibujo. Lo más curioso es que fuera de su estado de sonambulismo no siente ningún interés por el arte.

Hadwin, galés de nacimiento,  es ahora conocido como Kipasso. Descubrió su talento a la edad de cuatro años cuando se levantó una noche y decoró las paredes y los muebles de la casa familiar. “Me levanté en medio de la noche y garabateé las paredes”, contó el artista sonámbulo que pinta sin estar en estado consciente. “Una vez esculpí un mueble antiguo, una reliquia y a mi madre no le gustó”.

Desde entonces, Hadwin ha dibujado 200 obras y sin embargo, no puede recordar cómo las ha hecho, porque  ni siquiera puede recrearlas cuando está despierto.

De acuerdo, con la evolución que muestran sus obras, se ve que los dibujos se han ido haciendo más complejos a partir de la adolescencia de Hadwin.

Lee Hadwin 2

En un principio, sus dibujos eran de caballos y figuras humanas. A medida que ha madurado, sus dibujos se han vuelto más complejos. Más recientemente, ha reproducido imágenes extrañas y perturbadoras de hadas con alas destrozadas. En una ocasión, se despertó y descubrió que había cortado un par de sus jeans favoritos para incorporarlos a una obra de arte.

De entre sus obras destaca una fantástica representación de Marilyn Monroe que llama la atención por la captura de características fascinantes en la fallecida estrella de cine, mientras que se enorgullece de un desnudo al carbón que ocupa un lugar privilegiado en su colección. También hay paisajes y montajes surrealistas de formas y de imágenes rotas. Un amante del arte le ofreció 5.000 libras por su obra Flight of Fancy después de una exposición en su Gales natal.

Con la esperanza de aprovechar su extraña habilidad, empezó a comprar materiales de los artistas para tener a mano cuando se levantase en la noche. Ahora, él sale de su cama y encuentra el lugar preparado para sus andanzas nocturnas, con cuadernos y lápices de carbón esparcidos alrededor de toda la casa, sobre todo debajo de las escaleras, su lugar favorito.

Sorprendentemente, a pesar de que deja pinturas y lápices de colores, nunca ha dibujado en color. Sus sesiones parecen durar entre 20 minutos y una hora y media, antes de regresar a la cama. Cuando se despierta por la mañana, dice que se siente totalmente agotado y a menudo sufre una crisis de migraña severa. Según Hadwin, “es horrible, me siento completamente mareado y con náuseas”. Después procede a encerrarse en una habitación oscura hasta que se recupera.

Ha visto los videos grabados por sus amigos mientras pinta sonámbulo y señala que “me resulta muy extraño verme a mí mismo. Siento un sentimiento de vergüenza, como si viera un video de mí mismo estando borracho, porque no tengo control sobre esta parte de mi vida. Es muy preocupante e inquietante”.

Algunos médicos intentan explicar su estado de sonambulismo por un trauma sufrido cuando era un niño con la pérdida de cinco de sus mejores amigos.

A Hadwin se le han realizado numerosas pruebas científicas para comprobar que no es un farsante y para explicar qué sucede en su cerebro. A pesar de los intentos, los médicos no saben mucho sobre su “condición”, ni siquiera en qué fase de sueño se encuentra cuando dibuja.

El doctor Chris Idzikowski, director del Centro de Sueño de Edimburgo, señala que “él es un caso curioso, pero sabemos que la gente a veces realiza cosas inusuales durante el sonambulismo. He visto casos de personas que tienen relaciones sexuales durante su sueño, u otros mucho más extendidos de lo que se piensa de gente que durante la noche consume alimentos sin despertarse”.

También hubo el caso, hace tres años, de una niña de 15 años de edad que logró subir una grúa de 130 pies en el este de Londres, durante su sonambulismo, como otros casos registrados de personas que han conducido o montado a caballo durante su sueño. ¿Por qué no dibujar?

Sea como fuere, Hadwin ahora es feliz con este don y teme que un día pueda desaparecer de su vida, “este es un talento que está completamente fuera de mi control y al parecer ha surgido de la nada, así que estoy aterrorizado de que pudiera desaparecer tan repentinamente como llegó. Cada mañana cuando me despierto y veo un trozo de nueva creación de arte apostado al lado de mi cama, doy un suspiro de alivio porque mi regalo todavía me pertenece a mí”, admite.

Related posts:

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Category: Arte, Ciencia, Salud

About the Author ()

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *