Salmones envenenados en el río Pas. Delincuencia sumada a la incompetencia

| septiembre 4, 2012 | 0 Comments

El pasado domingo, 26 de agosto, amaneció como un día funesto para la fauna piscícola de Cantabria y por ende la del resto de España y mas concretamente para la población del salmón. En el río Pas, en el coto de Puente Viesgo, uno de los más conocidos de España, aparecieron muertos 35 salmones, unas 40 truchas y un número indeterminado de alevines de ambos, así como de piscardos. Y lo más lamentable de la noticia es que, a falta de la confirmación, todo apunta a un envenenamiento de las aguas por parte de furtivos.

Como los amantes del salmón bien saben, los ríos del norte de España suponen los puntos más al sur de Europa donde aun habita el Salmon Atlántico (Salmo Salar). Esa localización supone para la especie el enfrentarse a una infinidad de obstáculos para su supervivencia, muy superior a la de sus congéneres de los ríos del norte del continente. La distancia a sus lugares de migración supone a veces miles de kilómetros plagados de depredadores, a lo que se añade que tienen que retornar a desovar en nuestros ríos, donde se encuentran con unas condiciones mas adversas en lo relativo a los caudales y temperaturas de las aguas, que además acrecientan también los índices de contaminación.

Parece ser que a pesar de todas estas circunstancias que convierten a esta extraordinaria población de salmones en un caso admirable, aun quedan por ahí desaprensivos ignorantes. Delincuentes, que en algunos casos ellos mismos pretenden llamarse pescadores en la época legal de pesca (un verdadero pescador nunca caería en una acción tan ruin y cobarde para llevarse carne a casa). A estos energumenos les trae sin cuidado el formidable esfuerzo que estos peces han realizado para intentar mantener su ciclo de vida. No les importa llevar a cabo un acto tan “honorable” como volcar unas garrafas de cualquier producto que asfixie a sus presas y al resto de la vida animal que convive con ellas.

No sé si confirmará la evidente sospecha de un envenenamiento intencionado, pero sea así o no, todos sabemos que es algo que ocurre cada año y que una gran mayoría de ribereños y pescadores saben quienes son los autores de este tipo de hazañas. Así que de una vez saquemos a esta escoria de los ríos. Denunciémoslos cada vez que los sorprendamos en alguna de sus cobardes rutinas en lugar de mirar a otro lado. Saquemos la basura del río y así estaremos ayudando a una especie que lo necesita y a la vez a nosotros mismos.

Por otro lado, no podemos olvidar la responsabilidad de la Administración. Es preocupante la poca previsión, la mala coordinación, el desinterés, el ahora sí me muevo porque el escándalo nos salpica… Pienso que cuidar de los ríos o cualquier aspecto de la naturaleza, además de una profesión tiene que ser una vocación, igual que la enseñanza o la medicina. Es triste escuchar que se hace una vigilancia de 8 de la mañana a 10 de la noche en los ríos, aun en la época en la que sus especies son más vulnerables. Es triste que sea así y no es menos preocupante que alguien bien corto de miras encima sea capaz de hacerlo público para que todos los maleantes sepan en que horario pueden campar a sus anchas.

Pero esto es lo que tenemos. Sindicatos luchando por los derechos de los agentes y de ellos mismos. Turnos de trabajo con horarios como si la naturaleza fuera una fábrica. Reducción o ausencia de las vigilancias nocturnas. Dirigentes que por un puesto político pasan de una actividad industrial a dirigir el destino de una especie piscícola que ni conocen ni les interesa. Cada vez mas jefes con el lema de «haz lo quieras, si quieres hacer algo, pero no me des problemas que yo soy otro empleado». Y aquí el menos importante es el protagonista, en este caso el salmón.

Así que esto es lo que hay. Solo me queda plasmar mi admiración por esta especie, el salmón, conocido como “el rey de los ríos”. A pesar de todo esto aun sobrevive en nuestro país. ¿Por cuanto tiempo?

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Category: ecologia, Fauna, Naturaleza, pesca

About the Author ()

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *