Las mini vacas se ponen de moda en EEUU

| agosto 18, 2010 | 0 Comments

http://2.bp.blogspot.com/_iSqbtieR1bk/TGvvCaLPt3I/AAAAAAAAACM/hgg3I2slyMc/s1600/minivacas.jpg

Las mini vacas parece que suponen una alternativa a las vacas convencionales. Su pequeño cuerpo contribuye a que expulsen menos gas metano y según algunos su rendimiento puede ser mayor.

En EEUU comienzan a aparecer con más frecuencia las granjas con estos animales. Existen 26 variedades de estas mini vacas en todo el mundo. Sus tamaños oscilan entre los 80 cm y el metro de altura.

Aunque en un principio los criadores basaban sus fines en el mercado de las mascotas, poco a poco se fueron dando cuenta de la producción y las ventajas ambientales que estas vacas aportaban.

Richard Gradwohl, profesor y granjero, cuenta con un centro de investigación en el que desarrolla su actividad con 18 especies de estas pequeñas vacas. “Cuando comencé a criar estas reses en miniatura todo el mundo pensó que estaba loco”, señala el profesor. “Después de investigar durante muchos años, descubrimos que producen mucho menos metano”.

Hay que tener en cuenta que el metano es uno de los gases con efecto invernadero que contribuyen al cambio climático. Según el profesor Gradwohl, “diez de estas vacas generan la misma cantidad de gas metano que un grande”.

Si a todo esto unimos que la cantidad de alimento que deben ingerir es mucho menor que las vacas normales los beneficios empiezan a vislumbrarse. Cada hectárea de terreno tiene un rendimiento mayor por kilo de carne, es decir, en las parcelas de las que se alimentan 2 vacas, pueden llegar a alimentarse 10 de estas mini vacas.

Además de las ventajas sobre su cría, hay que tener en cuenta que siendo más pequeñas se aprovecha mejor su carne. Esto quiere decir que el peso de carne que se obtiene del animal una vez despiezado es en proporción mayor que el que se consigue en las vacas normales. Según indica Gradwohl, “cuando una vaca de 450 kilos va al matadero pierde cerca del 40% en huesos, cabeza y órganos internos. Queda entonces una res de 270 kilos. Cuando la conviertes en carne comestible pierdes otro 20% y, finalmente, terminas con algo así como 216 kilos”. “En una animal pequeño se pierde mucho menos. Si la vaca pesa unos 270 kilos, cuando va al matadero en vez de perder el 40%, pierde el 30% y cuando conviertes lo que queda en carne comestible, en vez del 20%, pierdes el 15%. Entonces, un animal pequeño puede producir hasta 160 kilos de carne comestible”.

Todo ello supone que con terrenos más pequeños se pueda producir la misma cantidad de carne. Todo ello contribuiría al freno de la deforestación en zonas donde la explotación ganadera es muy intensa.

Una más de las ventajas que nos comentan es que la carne es más sabrosa, ya que el sabor está relacionado con la longitud de los músculos. Según señala Gradwohl, “cuanto más cortos, más rica es la carne. En ese aspecto es parecida a la carne de ternera”.

Por otra parte el criador quiere apuntar que estos animales no son una aberración de la naturaleza ni una mutación. También espera que países famosos por sus carnes como Uruguay y Argentina se interesen por estas pequeñas reses.

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Category: Ciencia, ecologia, ganaderia, Naturaleza

About the Author ()

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *