Vacas chinas que producen leche humana materna

| abril 5, 2011 | 0 Comments

vacas-leche

Científicos de la Universidad Agrícola de China, encabezados por el profesor Ning Li, han logrado introducir genes humanos en embriones de unas vacas lecheras, creando un rebaño de unas 300 vacas capaces de producir leche con similares características a la leche humana.

Los científicos detrás de la investigación, creen que la leche de vacas genéticamente modificadas podría ser una alternativa a la leche materna y a la especialmente elaborada para bebés, la cual a menudo es criticada por ser un sustituto de inferior calidad. La leche materna contiene nutrientes clave para ayudar a potenciar el sistema inmune de los niños, junto con reducir el riesgo a contraer infecciones.

El objetivo buscado por los chinos era conseguir una clase de leche con un alto contenido de nutrientes, que sirviese para ayudar al crecimiento de los bebés a la vez que les redujese el riesgo de contraer infecciones. Este segundo objetivo fue posible gracias a una de las proteínas que contiene la nueva leche, llamada lisozima, que se encuentra naturalmente en leche humana, en las lágrimas y en la saliva. La lisozima actúa como un antimicrobiótico natural, constituyendo una barrera capaz de poner freno a las infecciones que suelen padecer los bebes durante sus primeros días de vida. Además, la leche de estas vacas transgénicas chinas posee lactoferrina y alfa-lactalbumina, ambas presentes también en la leche de origen humano.

Prácticamente todos los sistemas de salud del mundo recomiendan a las madres que amamanten a sus bebes hasta los 12, 18 o incluso 24 meses de vida, justamente para transferir estas sustancias a sus hijos de forma que crezcan fuertes y sanos. Por diferentes motivos, ya sea de origen cultural, de salud o incluso hasta estéticos, muchas madres son incapaces de cumplir con estos preceptos. La leche producida por estas vacas podría ser la solución a ese problema.

Según el profesor Ning Li, de la Universidad Agrícola de China y responsable del equipo que modificó las vacas, tanto el sabor como el aspecto físico de esta leche “es indistinguible de la que producen las vacas corrientes”.

Los responsables de este trabajo están buscando el apoyo de alguna empresa con experiencia en el trabajo con transgénicos, para establecer una sociedad que les permita llevar esta leche “maternizada” a las tiendas en un plazo no mayor a los 10 años. Buena parte de ese plazo será necesario para que el rebaño de vacas sea lo suficientemente numeroso como para poder atender la demanda, pero también se necesita tiempo para determinar con absoluta seguridad que esta modificación no ha introducido algún otro tipo de cambio en la estructura de la leche que pudiese resultar perjudicial para los bebes que la consuman.

Esta leche, que podría representar la solución al problema que tienen muchas madres que por uno u otro motivo no pueden amamantar a sus hijos, ya ha motivado la protesta de grupos que se oponen a la proliferación de alimentos transgénicos.

Este tipo de experimento genético seguramente hubiese encontrado obstáculos legales prácticamente insuperables si se hubiesen intentado realizar en algún país de Europa. Es que los  científicos utilizaron técnicas de clonación (para introducir los genes humanos en el ADN de los embriones de las vacas lecheras antes de que fueran implantados en las vacas) que no son legales en algunos países. Sin embargo, la legislación china es lo suficiente flexible como para que estas vacas hayan podido ser desarrolladas sin problemas.

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Category: alimentacion, Ciencia, ganaderia, Salud

About the Author ()

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *